Coronavirus o cuarentenar son algunas de las palabras que se incorporan al Diccionario de la Lengua Española. El vocabulario de la pandemia es protagonista de esta nueva remesa, en la que también entran voces como emoji, izquierdizar o faláfel.

La Real Academia Española (RAE) ha presentado la última actualización del Diccionario de la lengua española (DLE), en concreto, la 23.4. De su mano, 2.557 novedades entre nuevos artículos y acepciones y también enmiendas a definiciones ya recogidas. Estas ya forman parte de la versión digital del diccionario.

La lengua evoluciona y cada actualización del DLE corresponde a los tiempos que les toca vivir a sus hablantes. El 2020 ha sido el año de la pandemia. No es de extrañar que parte de las palabras recién añadidas provengan del ámbito sanitario. Así, ya tenemos definición de coronavirus. «Virus que produce diversas enfermedades respiratorias en los seres humanos, desde el catarro a la neumonía o la COVID», reza el DLE. Aparecen voces como desconfinar o desescalada, oídas durante meses. Además, ganamos el verbo cuarentenar o cuarentenear, utilizado para «pasar una cuarentena» o «poner a alguien en cuarentena». Vigoréxico, antirretroviral, farmacovigilancia, melatonina o seroprevalencia son otros de los múltiples términos médicos que se incluyen en la actualización.

Más allá de la salud, la RAE ofrece galdosista, con motivo del centenario de la muerte del escritor Benito Pérez Galdós este año. 2020 también fue el año del décimo aniversario del fallecimiento del cineasta Luis García Berlangana. En su honor, llega berlanguiano a las páginas del diccionario.

La nueva remesa también deja un buen número de vocablos políticos. A partir de ahora, los hablantes del español podrán utilizar fascistoide, para definir a «alguien que tiende al fascismo»; izquierdizar, que significa «hacer que alguien o algo pase a tener posturas de izquierdas»; libertarismo, sinónimo de anarquía, o partidocracia, para llamar a «la situación en la que se produce un abuso del poder de los partidos. También se incorporan derechoso, movilizador, prebendarismo, enfeudamiento o parafascista.

En el campo de la Economía y el Derecho, euroesclerosis, microcrédito, multisectorial, desestacionalizar, internalizar, mandatar, keynesianismo, duopsonio, eonia e intradía son las novedades. Por su parte, dan sabor al diccionario términos de la gastronomía internacional como tajín, faláfel, musaca o musaka, chenchén o nacho.

El DLE abre sus páginas a palabras del mundo digital tan utilizadas como trolear, avatar, emoji o hilo, en su acepción para redes sociales.  Además, se considera correcto decir pila para referirse a «montón», finde deja ser un término prohibido y macho alfa obtiene un hueco en el vocabulario español.

Esta actualización es la cuarta que se hace en línea desde la última edición en papel del 2014. Las palabras que la forman han sido seleccionadas entre la RAE y la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale).

Ambas instituciones han presentado también la Crónica de la lengua española de 2020. Un documento de 900 páginas en las que se recogen el trabajo académico del año, además de los problemas detectados en el uso del idioma. En esta edición, se incluyen discursos académicos históricos, como los de Benito Pérez Galdós o Miguel Delibes, y artículos de autores como Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Octavio Paz y Sergio Ramírez.

(sputniknews.com)

 

Comentarios Facebook