«Acá no hubo un error médico. Diego tuvo un evento fortuito, un ataque cardíaco que, en un paciente como él, es lo más común del mundo que muera así. Es algo que podía pasar», ha declarado este domingo Leopoldo Luque, médico personal de Diego Armando Maradona, que ha sido imputado por posible negligencia y homicidio culposo tras el reciente fallecimiento del exfutbolista argentino.

Luque ha asegurado ante la prensa que en todo momento facilitó la información necesaria para la investigación y ha estado a disposición de la Fiscalía y la Justicia. «Sé lo que hice y cómo lo hice con y por Diego hasta el último momento. Hice lo mejor que se podía», ha señalado.

(RT)

Comentarios Facebook