De acuerdo con lo informado este viernes 11 de diciembre por el ministro para el Petróleo, Tareck El Aissami, los terroristas que pretendían llevar a cabo un ataque contra la refinería El Palito habían escondido el material explosivo que utilizarían para perpetrar este acto en la localidad de Morón, en el estado Carabobo. El equipamento consistía en una serie de detonadores y bombas “muy poderosos”.

“Son dispositivos explosivos muy poderosos, y que ya estaban a pocos kilómetros de la refinería El Palito. Fueron incautados en Morón, estado Carabobo”, indicó el ministro. 

Comentarios Facebook

El material estaba conformado por 27 kilos de booster de pentolita, cordones detonantes conocidos como explosivos iniciadores, emulsión encartuchada Senatel y detonadores no eléctricos LP.

El plan terrorista, frustrado por las autoridades de nuestro país, presuntamente iba a realizarse antes de las elecciones parlamentarias del pasado domingo 6 de diciembre. El objetivo, precisó El Aissami, era generar daño económico y provocar una conmoción nacional, para que se suspendieran los comicios.

De acuerdo con El Aissami, las autoridades colombianas facilitaron el traslado e ingreso irregular de provisiones y dispositivos para perpetrar el atentado. 

Los encargados del ataque ingresarían desde Colombia, donde fueron entrenados, y se harían pasar por una célula interna descontenta con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro. Por el hecho fueron detenidas dos personas. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook
center>