Abarrotados y sin respetarse ninguna medida de bioseguridad, por parte de compradores y comerciantes, se encuentran durante estas fechas decembrinas los mercados Cruz Verde y La Hoyada, ubicados en el centro de Caracas.

Son pocos los visitantes que hacen uso del tapaboca y el distanciamiento social es prácticamente nulo. Recordemos que estas medidas son necesarias para evitar la propagación de la COVID-19.

El presidente Nicolás Maduro, cuando anunció que diciembre sería un mes de flexibilidad continuada, pidió a la población ser responsable y mantener los cuidados debidos, esto a fin de evitar que el mortal virus se extiende entre toda la población.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook