Con el propósito de atender denuncias sobre irregularidades en la calidad de producción de la sal en el país, presentada por la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) y la Cámara Venezolana de Productores de Sal (Caveinsal), se creó un equipo multidisciplinario entre diversos organismos del Estado.

El equipo integrado por el Servicio Autónomo Nacional de Normalización, Calidad, Metrología y Reglamentos Técnicos (Sencamer), Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), la Superintendencia Nacional de Gestión Alimentaria (Sunagro) y el Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria (Sacs), tendrán la tarea de verificar y garantizar la calidad de este rubro alimenticio, en el contexto de entendimiento con sectores empresariales involucrados.

Estas instituciones realizarán un trabajo articulado con la finalidad de fiscalizar las 36 industrias salineras del país, para verificar la permisología que deben tener para el expendio del producto, capacidad de producción para evitar desabastecimiento, así como, los estándares de calidad exigidos para este insumo.

El viceministro de Políticas de Compras y Contenido Nacional, Daniel Gómez, destacó que estas acciones forman parte de las políticas de atención que el Gobierno Nacional a través del Ministerio del Poder Popular de Comercio Nacional, brinda a las distintas cámaras industriales, comerciales y empresariales existentes en el país, con el objetivo de trabajar en conjunto en pro de la economía productiva.

En lo que respecta a la denuncia presentada por Cavidea y Caveinsal en torno al rubro alimenticio y las industrias salineras, Gómez destacó que existe la necesidad de verificar los estándares de calidad, y, evitar así, posibles enfermedades,” actuar a tiempo con base a las denuncias que estamos recibiendo”, enfatizó.

“Es allí justamente donde parte la política de atención y verificación, no solamente para los estándares de calidad de la industria; sino también para verificar la capacidad de producción de cada una de ellas y así evitar desabastecimiento o cualquier distorsión en la actividad económica”, puntualizó el viceministro.

En tanto, el presidente de Caveinsal, Francisco Juaristi, afirmó que el objetivo de dar a conocer esta situación es comprender “que la sal que se expende en el país sea económica y de calidad para que todos puedan comprarla, no barata porque sea de mala calidad y no cumpla con las necesidades requeridas por el usuario”.

Por su parte, la Directora General del Sencamer, Ana Ponce, aseguró que el orh¡ganismo participará en estas fiscalizaciones. “Aquellos productores que incumplan con los permisos requeridos serán sancionados y no podrán ejercer su actividad económica, nuestra prioridad es proteger al pueblo”, indicó.

(VTV)

Comentarios Facebook