El futbolista Joao Maleck quedó en libertad tras permanecer 18 meses en prisión, luego de pagar una reparación de daño millonaria tras haber sido declarado culpable de homicidio imprudencial por un choque automovilístico en el que murió una pareja de recién casados.

Fue así que Maleck abandonó el penal de Puente Grande, en Jalisco, este martes, luego de que su aseguradora pagara 3 millones de pesos (poco más de 150.000 dólares) a los familiares de las víctimas.

Con esto, el futbolista podrá cumplir en libertad condicional su sentencia de casi cuatro años por el incidente en que murieron María Fernanda Peña y Alejandro Castro.

«​Lo primero que quiero hacer es ofrecer una disculpa pública a las familias de los afectados, decir que entré siendo un Joao Maleck al penal y salgo como uno diferente en lo humano. Aprendí muchísimo adentro, estoy muy arrepentido y tengo una mayor responsabilidad con la sociedad. Dios me dio una segunda oportunidad», fueron las primeras palabras del futbolista tras salir de prisión.

El futbolista declaró que no volverá a beber

«Salgo siendo un ejemplo para la sociedad, debo ser mejor ejemplo, siendo mucho más responsable y maduro», dijo Maleck, quien ofreció apoyo económico a los familiares de la pareja que murió en el incidente automovilístico.

Indignación en redes sociales

La salida de prisión causó indignación entre algunos usuarios de redes, quienes consideraron una injusticia la multa impuesta al futbolista.

Maleck, quien tiene contrato vigente con el club Santos Laguna, afirmó que tiene algunos ofrecimientos para retomar su carrera en el futbol dentro de poco tiempo.

El delantero dijo haberse mantenido en buena forma física tras haber entrenado el tiempo que permaneció en prisión.

(RT)

Comentarios Facebook