A la espera de la llegada de las vacunas que pongan fin al coronavirus, científicos del Reino Unido alertaron por la aparición de una nueva cepa que estaría afectando a Escocia, Gales, Dinamarca y Australia. 

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, confirmó que se han identificado nueve casos de la nueva variante de covid-19 en la región de la junta de salud de Greater Glasgow y Clyde. 

De cara a las reuniones por las fiestas, Gales dispuso que solo dos casas podrán reunirse, mientras que Escocia tomará la decisión según la evolución de casos.

Tras la aparición de más casos con la nueva variante, Gales ubicó su alerta en máximo 4. De cara a las reuniones por las fiestas, Gales dispuso que solo dos casas podrán reunirse, mientras que Escocia tomará la decisión según la evolución de casos.

La primera ministra escocesa adelantó que actuará unilateralmente e independiente de Londres si lo cree necesario, ante la situación sanitaria. Surgeon había señalado que la revisión de esta semana probablemente sea la última hasta el 5 de enero.

La mayoría de la población escocesa se encuentra actualmente en el segundo nivel más alto, el 3, que impide que se sirva alcohol en la hostelería y obliga a cerrar todos los locales de ocio y entretenimiento. Siete áreas están en el nivel 1, incluidas Scottish Borders y Highland, y el resto en el nivel 2.

Nueva cepa del coronavirus en Reino Unido

Desde el Consorcio Covid-19 Genomics UK (COG-UK) advirtieron sobre mutaciones clave en la nueva cepa del coronavirus en Reino Unido, que incluyen cambios en la importante proteína en forma de “espícula” que la covid-19 usa para infectar a las células humanas.

“Se están realizando trabajos para confirmar si alguna de estas mutaciones está contribuyendo a aumentar la transmisión”, manifestaron los especialistas. Denominado “VUI-202012/01”, los expertos en salud dicen que esta variante incluye una mutación en la proteína «pico», cuyos cambios pueden hacer que el virus se vuelva más infeccioso y se propague fácilmente entre las personas.

Desde el Gobierno británico analizan si las nuevas infecciones pueden estar relacionadas con esta novedad, cuando la capital y muchas otras áreas pasaron al nivel más alto de restricciones por el coronavirus.

Por su parte, el ministro de Salud británico, Matt Hancock, indico que esta mutación «no significa que esta nueva cepa sea más peligrosa» y agregó que «actualmente han identificado más de 1000 casos con esta variante predominantemente en el sur de Inglaterra, aunque se han identificado casos en casi 60 áreas de autoridades locales diferentes».

Ante este escenario, el grupo de científicos aclaró que actualmente no hay evidencia de que la variante tenga más probabilidades de causar infecciones graves por covid-19, o que haga que las vacunas sean menos efectivas. “Ambas preguntas requieren la realización de más estudios”, agregaron.

Las mutaciones o cambios genéticos son cuestiones que surgen naturalmente en todos los virus, incluyendo el SARS-CoV-2, a medida que se replican y circulan en las poblaciones humanas.

“Como resultado de este proceso en curso, ya han surgido muchos miles de mutaciones en el genoma del SARS-CoV-2 desde que el virus apareció en 2019”, afirmaron los especialistas en genética del COG-UK.

Ya se había observado una mutación similar en Asia hace algunos meses. Allí, sin embargo, la variante mutada de la covid-19 causó infecciones más leves porque aparentemente debilitó el coronavirus.

En cuanto al plan de vacunación, los principales científicos adelantaron que llevaría casi un año vacunar a toda la población del Reino Unido contra el coronavirus, incluso sin interrupciones en el suministro de vacunas.

(Página 12)

Comentarios Facebook