El cantante de reguetón Don Omar se despidió de “El Gallo de la salsa”, como era conocido el salsero Tito Rojas, quien falleció en horas de la madrugada de este 26 de diciembre en su hogar, en Tejas de Humacao, en la Costa Este de Puerto Rico. 

“Nadie es eterno en el mundo, ni teniendo un corazón. Que tanto siente y suspira por la vida y el amor. Descansa en paz”, escribió en su cuenta de Instagram. 

La letra de Nadie es eterno, recordemos, es una composición del colombiano Darío Gómez. Esta canción la popularizó Tito Rojas en los 90. 

Don Omar, quien es oriundo de Puerto Rico, compartió en varias ocasiones con el cantante en tarima, además de haber confesado que muchas veces fue influenciado por las letras de la salsa romántica de Tito Rojas.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook