La abogada constitucionalista y experta en derecho electoral y sistemas electorales Olga Álvarez indicó que, pese a que Juan Guaidó no representa un delincuente común, tuvo que ser detenido el mismo día que se autoproclamó como «presidente interino».  

Explicó a través de una entrevista para el portal de investigación La Tabla que el dirigente de la oposición forma parte de la cadena «más débil de una organización criminal» y la no detención «en función del ‘tiempo político» posibilitó que con tanta ineptitud se revelara la red de terrorismo internacional que maneja. 

«Existe la posibilidad de que en EEUU lo judicialicen por estafa a sus financistas», manifestó la abogada. 

Rechazó la reforma del «Estatuto de Transición», la cual fue sancionada por la saliente Asamblea Nacional, ya que según sus declaraciones, hay un periodo constitucional legislativo establecido en la Constitución con una incuestionable fecha de instalación para la primera sesión anual.

Consideró que el «Estatuto de Transición» se trata de una evidencia de un delito de ilícito constitucional. «La usurpación de funciones como diputados -cuando ya hubo elección, proclamación y adjudicación de cargos- es uno de los tantos delitos que concursarán en la carrera delictiva de quienes lo aprobaron», precisó. 

Mencionó que el cese de la inmunidad parlamentaria es de manera inmediata, porque es un privilegio propio al cargo que vence el próximo 4 de enero del 2021, por lo tanto «no gozan de este beneficio quienes hayan perdido la condición de diputados o cesen en sus funciones», especificó Álvarez. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook