El presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, deseó máxima felicidad a los venezolanos y venezolanas, durante la despedida del Año Viejo 2020 y un mundo de esperanzas renovadas para el Año Nuevo que se abre en el horizonte para enfrentar cada uno de los 365 días del 2021, año Bicentenario.

“La hora bicentenaria representa el rescate de valores, independencia, soberanía con el pueblo en el Poder y por eso el 2021 viene a sellar la meta fundamental para el proceso de cambio y la suprema felicidad social”, expresó el Mandatario, en referencia al nuevo ciclo político que se inicia en este Año Nuevo cuando se conmemoren los dos siglos de la Batalla de Carabobo.

Desde el Palacio Presidencial de Miraflores, acompañado de su esposa, la primera combatiente Cilia Flores, y altos funcionarios del Gabinete Ministerial, el Jefe de Estado mostró a Venezuela y al mundo su compromiso de respaldar a cada instante el esfuerzo del Pueblo venezolano, para recuperar el Estado de Bienestar y la garantía de los derechos sociales que el Comandante Hugo Chávez logró instaurar con la Revolución Bolivariana a lo largo de la primera década del Siglo XXI.

En una emotiva y hermosa transmisión, con el despacho presidencial como escenario de las últimas horas del 2020, y con una contundente y breve reseña de todo lo acontecido y sufrido en este año que termina, el Dignatario aseguró que en el 2021 será definitivo el trabajo para acabar con el bloqueo imperial criminal e iniciar una era de recuperación.

“Compatriotas, cuando faltan pocas horas para concluir este año 2020, sin duda uno de los años más complejos que haya vivido la humanidad en 100 años, me complace dirigirles este mensaje a sus mujeres valientes que han resistido con su ternura inmensa todos los embates y agresiones, y a los hombres de bien, luchadores victoriosos que con su entereza defendieron la esencia misma de ser venezolano”, dijo al iniciar su alocución.

Confirmó que el pueblo venezolano ha demostrado en este 2020 que enfrenta con victorias las dificultades, y ante la resistencia y valentía demostrada frente a la pandemia y las agresiones imperiales sin precedentes en la historia, el Gobierno Bolivariano seguirá protegiéndolo como hasta ahora, para apoyar esa capacidad de lucha e inventiva para avanzar y recuperar el bienestar de la doctrina bolivariana como filosofía política.

“Son muchas cosas las que podemos decir, pero siendo justo no habría más que elogios para cada venezolano y venezolana que han sabido sostener la cotidianidad de la vida colectiva ante la adversidad”. Y sentenció: “Todo lo vivido en este 2020 constituye una proeza y así hay que reconocerlo”.

“Te digo a ti, hermana y hermano, tu lucha del 2020 será recompensada. Estoy dichoso que llegue este año nuevo”, manifestó sobre las tareas que se desarrollarán en el futuro cercano.

Venezuela es modelo para el mundo

El Gobierno Bolivariano desde 1998 ha demostrado que se puede distribuir la riqueza nacional, con justicia e igualdad. La democracia puede y debe reinventarse para reivindicar a los expoliados por el capitalismo, erradicando la explotación neoliberal. Venezuela es un modelo de igualdad social y por eso el imperio ha pretendido acabar a la Revolución Bolivariana en forma total, abierta, descarada.

Pero en todos los años de ataque, Venezuela ha garantizado los derechos sociales, a la vivienda, salud, gratuita, educación, cultura, recreación, trabajo digno y bien remunerado.

Las agresiones constituyen crímenes de lesa humanidad. “Lo hemos denunciado ante instancias internacionales, porque han vulnerado todos los derechos sociales construidos y logrados como modelo ejemplar de derechos sociales del pueblo”.

“Hemos sido testigos y protagonistas de cómo se ha aplicado contra Venezuela un mecanismo de asfixia económica que ha perjudicado los ingresos nacionales en 99% en el transcurso de este año. Sin embargo, ahora puedo decirlo con ustedes, en esta conversación con cada hogar venezolano, han fracasado en su empeño de destruir nuestro estado de bienestar social bolivariano, gracias a la voluntad de un pueblo”.

Recordó que con la Ley Antibloqueo presentada y aprobada en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la propuesta del Plan Carabobo 200 ante el nuevo Parlamento Nacional electo el 6D, se derrotará definitivamente el cerco económico imperial, el burocratismo y la corrupción donde quiera que ésta exista.

“Se acaba el 2020 y Venezuela recibe en paz al Año Nuevo y siento orgullo porque los venezolanos y venezolanas están de pie para recibirlo”.

“2021, nadie nos ha regalado nada, el futuro lo hemos ido conquistando, forjando, con paciencia, sabiduría, paciencia, fe y conocimiento de nuestra historia”.

(VTV)

Comentarios Facebook