Cientos de personas se reunieron en la noche del sábado al domingo 3 de enero junto al aeropuerto de Bagdad, en el punto en el que hace un año fueron asesinados el general iraní Qasem Soleimani y el número dos de las milicias de Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, para clamar venganza contra Estados Unidos.

Los congregados, simpatizantes del grupo progubernamental Multitud Popular, de las milicias proiraníes y de otras facciones armadas, portaban retratos de Soleimani y Muhandis, que murieron en un ataque de un dron estadounidense, y pancartas con eslóganes contra el país norteamericano.

Desde el mismo punto en la carretera del aeropuerto donde se produjo el ataque hace un año, corearon cánticos contra Estados Unidos y demandaron la implementación de la resolución que adoptó el Parlamento iraquí, poco después del asesinato selectivo, exigiendo la salida de las tropas estadounidenses del país.

“Es un honor para nosotros estar en el lugar donde Abu Mahdi al Muhandis y Qasem Soleimani fueron asesinados por el despreciable Trump y las fuerzas de ocupación estadounidenses”, dijo en el acto el líder de Multitud Popular, Faleh al Fayad.

La concentración fue un anticipo de la gran manifestación convocada para este domingo para conmemorar el primer aniversario por la muerte de los dos líderes y que partirá de la plaza Tahrir, el epicentro de la capital iraquí.

Los asistentes a la concentración también pidieron que se revelen los resultados de la investigación que se hizo sobre la agresión, en la que murieron otras ocho personas, y que se castigue a sus responsables de dentro y de fuera de Irak.

Se refirieron a la acción estadounidense como “el crimen del aeropuerto” y “el asesinato de los líderes de la victoria”, por el papel que jugaron ambos líderes en la derrota en Irak del Estado Islámico, en la que Irán apoyo a su vecino con asesoramiento militar y milicianos chiíes.

(EFE)

Comentarios Facebook