Las Cancillerías de Uruguay y Costa Rica hicieron público este martes 5 de enero su descontento por la instalación de la nueva y legítima Asamblea Nacional (AN) en Venezuela, cuyos integrantes fueron electos en las elecciones del pasado 6 de diciembre de 2020.

Ambos países calificaron de “ilegitimo” el nuevo parlamento, cuya mayoría está conformada por integrantes del Gran Polo Patriótico. El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, rechazó ambas posturas injerencistas.

“El ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay considera que las elecciones celebradas en Venezuela, el pasado 6 de diciembre, no fueron realizadas de conformidad con los principios y valores democráticos”, argumentó en el comunicado que citó en las redes sociales.

Por su parte, Costa Rica, señaló “la falta de control electoral por parte de organismos internacionales imparciales y responsables, es un factor fundamental que ha viciado de nulidad el acto eleccionario por el cual se pretende investir a la nueva Asamblea Nacional”, continuó el texto.

Los comunicados de Uruguay ya son idénticos a los del Grupo de Lima. Sin fundamentos jurídicos, inobservantes del Derecho Internacional, sesgados ideológicamente, llenos de calificativos agravantes. Una lástima. Añoramos aquella Diplomacia uruguaya, ejemplar e independiente”, destacó Arreaza.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook