Miles de migrantes centroamericanos se abrieron paso a la fuerza a través de un cordón policial en la frontera guatemalteca el 15 de enero, en su marcha de Honduras a EE.UU.

El 13 de enero comenzó una nueva caravana de miles de migrantes que se dirige a EE.UU. a través de Guatemala y México.

El viaje comenzó una semana antes de que el presidente electo de EE.UU., Joe Biden, asumiera el cargo, reemplazando a la administración Trump, que tenía una postura más dura sobre la inmigración ilegal.

EE.UU., Guatemala y México han avisado de que no permitirán el acceso de migrantes irregulares a través de sus fronteras. El Gobierno guatemalteco decretó el estado de emergencia durante los próximos 15 días por la llegada de personas sin controles sanitarios.

(RT)

 

 

 

Comentarios Facebook