El doctor en filosofía política, comunicador, investigador y escritor venezolano Miguel Ángel Pérez Pirela, en su espacio Desde Donde Sea, transmitido por LaIguana.TV, analizó los resultados generados entre la dupla Donald Trump y Juan Guaidó.

En su reflexión, el comunicador expresó que: «Seguimos con los resultados del efecto dominó que está trayendo para Venezuela, pero también para el mundo entero, la desgracia en la cual ha caído Donald Trump. Y estamos obligados a verlo desde el punto de vista geopolítico y plantear entonces este triángulo: Irán, Estados Unidos, Venezuela”.

“¿Por qué?, porque ahondando en la investigación y en el análisis, que comienza con el juicio político contra Donald Trump, se pasa por las desgracias de Juan Guaidó, cuyo actos de corrupción a nivel planetario están siendo publicados en varios periódicos mundiales y tenemos que hablar entonces de los resultados de esta unión Trump/Guaidó que ha sido confesada por el mismo Mike Pompeo, quien dice que Estados Unidos incautó en agosto del 2020, más de 40 millones de dólares en envíos de gasolina de Irán a Venezuela”, enfatizó el analista político.

De acuerdo con Pérez Pirela, Pompeo directamente «está declarando, haciendo público el robo que perpetró Donald Trump y Juan Guaidó. Ayer el secretario de estado de Estados Unidos, se jactó de este acto de robo y pretendió justificarlo con que este dinero habría sido desviado al fondo de víctimas del terrorismo del país norteamericano. Ellos precisamente, (Pompeo- Trump) que alimentan el terrorismo en los Estados Unidos, sino vean lo que pasó el pasado miércoles en el capitolio de los Estados Unidos”.

En este sentido, agregó: «Lo cierto es que el Departamento de Justicia de Estados Unidos en su momento, informó que la cantidad confiscada de combustible fue de uno punto un millones barriles de petróleo, esto se habría llevado a cabo con la colaboración de socios extranjeros, ¿dónde habrá terminado esa plata? que nos robaron a los venezolanos y venezolanas en nombre de la democracia”.

“Pero la confiscación del cargamento de los cuatro tanqueros que transportaban combustible iraní significó también una nueva escalada de tensiones y de sanciones contra dos gobiernos con los que Washington, con los que Donald Trump no simpatiza, la República Bolivariana de Venezuela y la República Islámica de Irán, por eso hablábamos de ese triángulo Venezuela, Irán, Estados Unidos”, explicó en su análisis Pérez Pirela.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook