En su último día en el cargo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha ordenado este martes aplazar la deportación de ciertos venezolanos del país norteamericano durante 18 meses.

En un memorando presidencial, Trump argumenta que «la situación de deterioro dentro de Venezuela» justifica el aplazamiento de la expulsión de ciudadanos del país sudamericano presentes en EE.UU.

El mandatario saliente considera «de interés para la política exterior de EE.UU.» postergar la expulsión de «cualquier nacional de Venezuela o extranjero sin nacionalidad» que haya residido habitualmente en Venezuela, y que se encuentre presente en territorio estadounidense al 20 de enero de 2021.

Excepciones a la orden

La orden excluye a ciertas categorías de extranjeros, como los que han regresado voluntariamente a Venezuela o a su última residencia habitual fuera de EE.UU.; los que no han residido de forma continuada en EE.UU desde el 20 de enero de 2021; aquellos que han sido condenados por cualquier delito mayor o dos o más delitos menores cometidos en EE.UU., así como los que fueron deportados antes del 20 de enero, o están sujetos a extradición, o representan un peligro para la seguridad pública, entre otros.

Trump también ha ordenado al secretario de Seguridad Nacional que «tome las medidas adecuadas» para que se autorice a trabajar a los extranjeros cuya expulsión haya sido aplazada mientras dure dicha postergación.

(RT)

 

Comentarios Facebook