Un nuevo capítulo empaña a la comunidad burócrata europea que ya no sabe cómo resolver el asunto de Juan Guaidó y los problemas que les ha traído luego que en 2019 decidieran darle reconocimiento político relacionado con Venezuela, mismo que tras dos años han decidido quitarle y rebajarlo a un simple opositor.

Recientemente la Unión Europea (UE) emitió un comunicado donde le quitaban ese reconocimiento a Guaidó, incluso su canciller, Josep Borrell, recalcó que «la UE nunca se refirió a Guaidó como presidente de Venezuela».

Toda esa situación ha generado conflictos internos en la UE, sobre todo entre los grupos de extrema derecha que integran el Parlamento Europeo, que no precisamente tienen la misma opinión de los Gobiernos de los países que integran la comunidad del viejo continente.

Al respecto, la vicepresidenta del Parlamento Europeo, la checa Dita Charanzová -integrante de la alianza liberal ultraderechista de la UE-, arremetió a Josep Borrell, quien ostenta el cargo de alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, por no haber dicho que Juan Guaidó era presidente interino de Venezuela en una declaración dada el 6 de enero.

“Su declaración sobre Venezuela fue un grave error, un grave error de la diplomacia europea”, dijo Charanzová.

La parlamentaria representante de la República Checa aseguró que siguen «reconociendo a Guaidó como presidente interino de Venezuela» y siguen «reconociendo a la Asamblea Nacional elegida en 2015».

En ese sentido advirtió que ellos van a continuar trabajando con el grupo extremista vinculado a Guaidó para concretar sus acciones sediciosas en Venezuela.

«Vamos a trabajar con ellos y apoyarlos», agregó Charanzová quien en el mismo tono de Guaidó asegura «que el gobierno de Nicolás Maduro ha hecho todo para mantenerse en el poder, incluso ha cometido crímenes de lesa humanidad».

“Señor Borrell, ¿usted cree que este régimen quiere un diálogo sincero y elecciones libres? No tienen incentivo para cambiar la política”, dijo la parlamentaria checa.

Charanzová le dijo también a Borrell que «si se quería ayudar a los venezolanos debía reconocerse a Guaidó como legítimo presidente, condenar los abusos ampliando las sanciones colectivas en contra del gobierno de Maduro y apoyar a las víctimas respaldando las denuncias que se han hecho ante la Corte Penal Internacional».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook