Julio Borges, quien hace las veces de representante diplomático del gobierno ficticio de Juan Guaidó, en ocasión del acto de juramentación del presidente estadounidense, Joe Biden, y de su vicepresidenta, Kamala Harris, envió sus felicitaciones a través de Twitter, pese a que fue un fiel partidario del mandatario saliente, Donald Trump.

En su trino, Borges, quien está solicitado por la justicia venezolana desde agosto de 2018 por haber planificado un magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro y ahora reside en Bogotá, amparado por el gobierno de Iván Duque, les deseó «éxitos en su administración» y manifestó su deseo por «seguir trabajando por la democracia, la libertad y los DD.HH. en Venezuela y todo el hemisferio».

Este dirigente extremista ha sido uno de los principales promotores de las medidas coercitivas unilaterales que impuso la administración Trump sobre Venezuela, que han ocasionado el sufrimiento de millones de venezolanos sin conseguir su objetivo: derrocar a Maduro.

De otro lado, el gobierno estadounidense entrante anunció a través de su futuro secretario de Estado, Antony Blinken, que mantendría su política de desconocimiento de las autoridades legítimas de Venezuela y optimizaría las sanciones, para que quienes se atrevan a comerciar con Caracas sientan «verdadero dolor».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook