Durante su primer discurso como presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, insistió en que su llegada a la Casa Blanca representa “esperanza y renovación” para esa nación, y su triunfo es el triunfo “de la democracia”.

Durante su toma de posesión, aseveró que “se ha escuchado la voz del pueblo” e hizo alusión a los hechos ocurridos el pasado seis de enero en la sede del Capitolio, cuando el exvicepresidente, Mike Pence, certificaba el triunfo del demócrata en los comicios de noviembre.    

Refirió que “en esta tierra sagrada”, “violentos que trataron de sacudir las bases de la democracia”. Calificó a estados Unidos como “una gran nación”, donde ha “gente buena”.

Habló en su discurso sobre los “extremismos, los supremacismos blancos o terrorismo interno, que tenemos que confrontar y vamos a confrontar, y vamos a vencer”.  

Insistió en diversos momentos de su discurso sobre la necesidad de unidad de todos los estadounidenses para luchar “contra los enemigos que enfrentamos: El odio, el resentimiento, el extremismo, la falta de legalidad, la violencia, la enfermedad, el desempleo, la desesperanza”.  

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook