Las personas que tienen acceso a divisas estadounidenses pueden cancelar sin ningún problema en cualquier comercio con sus dólares, pero al momento de recibir vuelto la transacción se vuelve todo un problema, sobre todo cuando el cambio son cifras de pocos dólares o montos no redondos como 5, 10, 20, que son los billetes con los que se puede esperar recibir vuelto.

Por ejemplo, si la transacción necesita cambio de un dólar, o tres, o 17 dólares, incluso 5 y 10, el usuario tiene que esperar a que el comerciante cambie los billetes que tiene, o que el cliente compre otras cosas para redondear la cifra al billete que entregó que en la mayoría de los casos es de 20, el más utilizado.

Muchos comerciantes ofrecen tickets de cambio firmados y sellados para que el cliente vaya luego a buscar el vuelto, también ofrecen el cambio en bolívares a través de transferencia bancaria vía pago móvil o también indican que paguen una cantidad exacta en dólares y el resto en bolívares, por ejemplo si son 7 dólares, el usuario paga 5 dólares con un billete y los otros dos con tarjeta de débito o pago móvil interbancario.

Al respecto, el economista Víctor Álvarez, aseveró recientemente en una entrevista ofrecida al medio contrapunto que la emisión de divisas no es responsabilidad del Banco Central de Venezuela (BCV) y por ello existe una insuficiencia de dólares de baja denominación.

“Hay escasez de billetes menores a 10 dólares porque esos billetes no son emitidos en Venezuela, no es el BCV quien tiene la responsabilidad de hacer emisiones de dólares en suficiente cantidad como para cubrir las necesidades de las operaciones de compra y venta en efectivo”, señaló el economista.

“La emisión de billetes de dólares la hace la Reserva Federal en Estados Unidos”, indicó, situación que en Venezuela se agrava aún más debido al bloqueo total impuesto por los Estados Unidos.

Por esta razón, recalcó que el factor diferencial de Venezuela con otros países ante la circulación de la moneda americana son los canales oficiales.

“En Venezuela hay un proceso de dolarización no oficial, donde las divisas llegan por unas vías distintas a lo que pudieran ser canales formales de países que tienen su economía dolarizada”, dijo.

En relación con ello explicó, que “los países con economía dolarizada se debe a que el autor monetario fija acuerdos con la Reserva Federal para que provea suficiente cantidad de los billetes que necesitan y darle cobertura a las transacciones internas”.

Álvarez destacó que el país además de la carencia de dólares, tampoco cuenta con la liquidez de bolívares para pagar servicios de tarifa mínima.

“En el país hay una enorme escasez de bolívares que dificultan el pago de pasajes en autobús y operaciones de compra y venta al detal de bajo montos”, subrayó.

En consecuencia, acotó que “el billete de mayor denominación en el país no alcanza para comprar ni un dólar (…) para que en Venezuela se piense en la visión de una nueva moneda de baja denominación, habría que erradicar los factores estructurales de la hiperinflación que acortan la vida útil del cono monetario”.

Aseguró que actualmente no existe lugar para otra reconversión monetaria, porque “sencillamente no se han corregido las causas que provocan el fenómeno hiperinflacional”.

Álvarez comentó que una solución sería digitalizar las transacciones en divisas extranjeras, lo que permitiría agilizar los pagos, pero para ello se necesita adaptar la banca nacional a esta opción y que los usuarios tengan depósitos bancarios en este tipo de monedas.

“Técnicamente es una medida que requiere determinadas condiciones (…) en primer lugar la población debe estar bancarizada para tener tarjetas de pago digital”, dijo el economista.

En este sentido, agregó que los venezolanos deben tener alcance a los procedimientos de la banca y actualizar los diversos mecanismos para acceder a los medios de pagos y formar parte de la economía digital.

También puntualizó que los establecimientos tendrán la obligación de acondicionar las herramientas para cancelar a través de los canales digitales.

“Igualmente los distintos comercios, servicios, transporte, deberían implantar las plataformas tecnológicas que permitan la difusión masiva de los medios de pago”, agregó para Contrapunto.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook