Este nuevo tipo de prueba tiene por objetivo identificar a aquellas personas que tienen un alto riesgo de contraer el coronavirus. Ya se tomaron varias muestras en zonas con alto riesgo de contagio.

Un médico del hospital de Youan en Pekín explicó a la emisora estatal CCTV que los rastros del virus permanecen más tiempo en el ano que en el tracto respiratorio, por lo que estas pruebas resultan más efectivas que aquellas que se toman por la nariz o la garganta.

«[los hisopos anales] pueden aumentar la tasa de detección de personas infectadas», señaló el médico Li Tongzeng.

No obstante, aclaró que esta técnica no será usada ampliamente como otros tipos de prueba porque «no es lo suficientemente conveniente» y que será usada solo en poblaciones clave como los puntos de aislamiento.

El procedimiento de toma de muestra dura alrededor de 10 segundos y consiste en introducir unos tres a cinco centímetros de hisopo de algodón estéril que luego es colocado en los tubos de muestreo.

Varios residentes de vecindarios en Pekín con casos confirmados y personas que se encuentran en instalaciones de cuarentena se han sometido a este tipo de prueba.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook