El jefe de la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investigó el coronavirus en Wuhan, Peter Ben Embarek, consideró hoy «extremadamente improbable» que este pudiera surgir de un incidente relacionado con un laboratorio.

«Es extremadamente improbable para explicar la introducción del virus en el ser humano», aseguró el experto en zoonosis danés, por lo que estimó que esta hipótesis «no debe implicar estudios futuros sobre el origen del virus».

(EFE)