El senador republicano Ted Cruz fue objeto de fuertes críticas por abandonar el estado de Texas, que se encuentra sumergido en una profunda crisis energética por una ola de frío. Según el político, los medios que le reprocharon por viajar a México, con un clima más cálido, sufren «el síndrome de abstinencia posTrump«. 

Ted Cruz explicó que fueron sus hijas pequeñas las que solicitaron que emprendiese este desacertado viaje. Tomando en consideración la crítica que desencadenó su conducta, el político acusó a los medios de comunicación de padecer el llamado «síndrome de abstinencia pos-Trump».  

De acuerdo con el senador por el estado de Texas, este síndrome ha sido lo que alimentó la ira generalizada por su viaje a Cancún, popular zona turística de México. Durante cuatro años, los medios de comunicación pudieron «echar espuma por la boca» al enfocarse en el expresidente Donald Trump. 

«Y ahora que se ha retirado de su agenda cotidiana, no saben qué hacer. Así que los medios de comunicación se pasaron un poco con el hecho de que llevé a mi familia a la playa», aseveró Cruz durante una entrevista con la periodista Dana Loesch. Además, agregó que solo estaba «tratando de ser padre». 

Lo que ahora hacen los medios es atacar sin parar, según el republicano. Por ello, pidió que su foco de atención se desplace a las causas que condujeron a la crisis en Texas. Millones de residentes locales de este estado fueron obligados a pasar días sin electricidad ni agua mientras una gran parte de su territorio se veía afectado por temperaturas extremadamente bajas. 

(Sputnik) 

 

Comentarios Facebook