Hay que beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día para mantener los procesos vitales del organismo, asegura el gastroenterólogo Ígor Gorodokin, director de la Clínica de Digestión y Gastroenterología en Nueva York y Moscú.

«Hay que mantener un nivel normal de agua. Todas las reacciones químicas y bioquímicas, como la descomposición de los nutrientes y su asimilación, tienen lugar en forma líquida», explicó el gastroenterólogo en un programa del canal Perviy.

Además, el especialista respondió a la pregunta de si es perjudicial comer alimentos secos como forma de tentempié.

«Perjudicial es una palabra demasiado fuerte. Simplemente, la digestión funciona mejor si la comida se acompaña con un líquido», explicó el médico aconsejando comer más sopas y no privar al cuerpo de líquido.

El especialista afirmó que se puede comer un sándwich y acompañarlo, por ejemplo, con un té o agua. No hará al organismo ningún daño.

(Sputnik)

Comentarios Facebook