Los últimos tres días de la administración de Joe Biden en la Casa Blanca han develado su verdadera cara «demócrata», tan similar a la de su más reciente antecesor del mismo partido, Barack Obama.

La periodista Helena Villar, corresponsal de RT en Washington, informó que solamente en los últimos tres días de Biden, su Gobierno decidió reiniciar la guerra en Siria y bombardear al país de Oriente Medio; y al mismo tiempo reabrió los terroríficos centros de detención de menores inmigrantes cuyas imágenes lamentables se viralizaron durante la administración de Donald Trump, cuando se observaron a los niños encarcelados en jaulas de no más de dos metros.

Además, Biden siguió en la retórica de no acceder a subir el salario mínimo de los trabajadores estadounidenses, el cual se encuentra congelado y estancado desde el año 2009.

En ese mismo sentido, la administración Biden acotó no tener intención de subirles los impuestos a los ricos.

Semanas antes, también dijo que consideraba que Venezuela estaba bajo una «dictadura» y que seguirán trabajando para lograr un cambio político y que no ablandaran el bloqueo total impuesto contra los venezolanos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook