Un megaescándalo se ha desatado en Colombia tras las explosivas declaraciones del excongresista Bernardo Miguel Elías Vidal, conocido como “Ñoño” Elías, actualmente preso, y quien reveló en entrevista con la revista Semana detalles oscuros de la campaña de reelección del expresidente Juan Manuel Santos

El político conocido como “el cacique electoral de Córdoba” señaló al expresidente colombiano de haber recibido dinero de la firma brasileña Obredecht para financiar su segunda campaña presidencial. También fueron salpicados por casos de corrupción las exministras Cecilia Álvarez y Gina Parody; y el exdirector de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade. 

“Claro que tiene plata corrupta”, respondió «Ñoño» Elías tajantemente a la pregunta de Semana sobre el dinero manejado durante la reelección presidencial. “Claro que tiene plata corrupta. Estoy diciendo que no soy juez, pero sí estoy narrando los hechos. El país sabe de los afiches de 2010 de Roberto Prieto, 400.000 dólares que él reconoció; el país sabe de la encuesta del millón de dólares, y lo reconocieron”, afirmó. Prieto fue gerente de la campaña presidencial de Santos, Roberto Prieto.  

Ahora, tras sus declaraciones esta semana ante la Fiscalía afirma que ha recibido amenazas. “Estoy rodeado de amenazas desde que comenzó esto. Desde el día que comencé a decir que había entrado plata a la campaña Santos Presidente me trasladaron de celda. Todo el país lo sabe, me han llegado amenazas acá de todo tipo. Ahora me mandan una amenaza judicial. ¿Esa es la actitud del nobel de Colombia?, por el cual yo voté porque creía en la paz de Colombia, o creo en la paz de Colombia. Esas amenazas sobran totalmente. Que no se le olvide al expresidente Juan Manuel Santos que yo fui congresista 11 años, y siempre estuve acompañando al Gobierno. Sabroso estar detrás de la trinchera de la protección de la Comisión de Acusaciones. Aquí él tiene fuero, pero hay funcionarios que no tienen fuero y son los que terminan pagando los platos rotos. Entonces yo espero la demanda, y lo digo con toda franqueza”, contó al medio colombiano. 

Responsabilizó al expresidente Santos y a todos los que ha mencionado en la entrevista por lo que pudiera sucederle a él o su familia.  

«Ñoño» Elías dejó abierta la posibilidad de que habría más dinero “sucio” en la campaña de reelección de Santos. Solo comentó que algún día revelará a qué se refiere.   

Por otra parte, señaló que él solo está contando lo que vio y vivió. “Estoy contando la verdad, son unos hechos que el país ha pedido a gritos. No soy el único que lo sé. Hay mucha gente que ha hablado, y otros que no quieren hablar. Pero digo lo que a mí me consta”.  

También afirmó que en la campaña por el Sí del plebiscito por la paz, la mano de Odebrecht también estuvo metida. “A mí unos pesos me alcanzaron para hacer cositas ahí”, dijo. Cuando le preguntaron cuántos, aseguró que “como 600 millones de pesos”. 

«Sin esa plata de Odebrecht y esas otras cosas que usted comenta, ¿Santos no se hubiera podido reelegir?», le preguntó Semana. El político desde su celda respondió: “La política es tan indescifrable que uno nunca sabe, pero fue importante”. 

Finalmente, le envió al expresidente Santos el siguiente mensaje: “Yo también tengo familia y tengo hijos, que se acuerde de eso, que él los conoció, así como él los tiene también. No es una amenaza, no es bueno estar amenazando a la gente; yo tampoco estoy para que me amenacen”. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook