Fuertes disturbios volvieron a sacudir el centro de Barcelona con ataques a sucursales bancarias, comercios, un hotel y un furgón policial.
 
La policía de Cataluña —Mossos d’Esquadra— informó de la detención de al menos «10 personas en relación con los actos violentos y vandálicos» producidos en la ciudad.
 
Miles de personas marcharon desde las 18:00 (hora local) por las calles de la ciudad para exigir al Gobierno reformas sociales en el marco de la ola de protestas tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.
 
La manifestación circuló de forma pacífica y sin incidentes por el barrio del Raval hasta que algunas personas comenzaron a romper los cristales y prender fuego en sedes de entidades bancarias.
 
El clima de tensión aumentó cuando un grupo se detuvo frente a una comisaría de la Guardia Urbana de Barcelona situada en la avenida de La Rambla y quemó un furgón policial que estaba aparcado.
 
Decenas de vehículos de Mossos se desplegaron por las calles de la ciudad para dispersar a los manifestantes, que cruzaron contenedores y mobiliario urbano para dificultar el avance de los coches policiales.
 
En la Rambla de Catalunya se produjeron numerosos saqueos a tiendas, ataques a cajeros y bancos, destrozos de las terrazas de bares y restaurantes e incluso un asalto en la recepción de un hotel, que quedó destrozada.
 
Durante los altercados algunos manifestantes trataron de impedir que la prensa tomara fotografías de los actos vandálicos con aerosoles o cubriendo con chaquetas los objetivos de las cámaras de los periodistas.
 
El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) atendió a cuatro personas heridas, tres leves y una que tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario menos grave.
 
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, condenó los disturbios en un mensaje en las redes sociales donde aseguró que «el derecho a la protesta es totalmente legítimo» pero «la violencia y el vandalismo, no».
 
«Mi condena rotunda a los hechos violentos de hoy en Barcelona después de una manifestación pacífica, y mi apoyo a la Guardia Urbana de Barcelona y los agentes de la comisaría de Rambles, vecinos y comerciantes afectados», manifestó la alcaldesa.
 
En otras ciudades de Cataluña como Lleida, Vic, Tarragona, Sabadell y Girona también hubo movilizaciones y algunos incidentes, aunque de menor gravedad y sin detenidos.
 
(Sputnik)
 
Comentarios Facebook