El comunicador y analista político, Miguel Ángel Pérez Pirela, señaló en su programa Desde Donde Sea que el tema de la pandemia es complejo porque, pese a la aparición de las vacunas contra la Covid-19, esto no significa el fin de la enfermedad, debido a que hay países con muy poca sensibilidad que están acaparando las dosis.

“Hasta el momento 39 millones de dosis han sido distribuidas en solo 49 países, de los cuales solo se ha inmunizado al 0.5 al equivalente a la población mundial, es decir, nada”, reveló el filósofo según su investigación.

No se trata de inventar la vacuna, producirla y distribuirla refrigerada, se trata de que los ciudadanos acepten colocársela, los países puedan comprarla y los países productores puedan venderla. Es difícil este tema y nada más lejos de la realidad que la aparición de la vacuna sea el fin de la pandemia”, opinó en vivo para las redes sociales.

Recordó que la Organización Mundial para la Salud (OMS) “clamó a la comunidad internacional para que el primer trimestre de 2021 sean enfocados los esfuerzos en la inmunización de los abuelos y los trabajadores de la salud en la totalidad de las naciones”.

A su juicio, los países ricos no van a ser equitativos en la distribución de la vacuna y resaltó que días antes el secretario general de las ONU, Antonio Guterres, denunció la falta de solidaridad en la distribución de las vacunas y la desigualdad que se está generando durante la pandemia.

“Los países del sur del mundo no pueden revertir esta tendencia, Guterres asoció estas desigualdades a un fracaso moral y económico de algunos países”, comentó. 

El ranking de países que más vacuna ha aplicado a su gente es EEUU con 12 millones, China con 10 millones, Reino Unido con 4.3 millones e Israel con 2.4 millones.

Los países sancionados por EEUU y la Unión Europea en medio de la pandemia, entre ellos Venezuela deben ingeniárselas para tener acceso a estas vacunas ¡vaya que inmoralidad!, la OPS dijo que los países pobres deben pagar por adelantado 18 millones de dólares para recibir la vacuna Covax”, acotó.

“Venezuela compitió con otras 90 naciones para solicitar la vacuna rusa y recurre a países aliados como China y Cuba. La semana pasada en Venezuela se inició el proceso de inmunización a través del Ministerio de salud y se aspira abarcar el 70 por ciento de la población para alcanzar la inmunización de rebaño”, comentó el analista.

 (LaIguana.TV)

Comentarios Facebook