El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, planeó dos ataques en Siria el 26 de febrero, pero canceló uno luego de recibir un informe de reconocimiento del campo de batalla donde decía que habían avistado a una mujer y un par de niños en un patio, informó la prensa estadounidense.

«Una mujer y un par de niños estaban en el patio de uno de los sitios, según el reconocimiento del campo de batalla; con los F-15E en vuelo hacia los objetivos, Biden suspendió el segundo objetivo, pero ordenó que prosiguiera el ataque al primer objetivo», dice un informe publicado por el periódico The Wall Street Journal.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el objetivo del operativo no fue intensificar una confrontación con Irán, sino responder a un ataque con cohetes que tuvo lugar el 15 de febrero en el norte de Irak contra la coalición liderada por Estados Unidos.

Otro objetivo clave fue no socavar al primer ministro iraquí, Mustafa al-Kadhimi, a quien Washington considera un aliado en la lucha contra la organización terrorista ISIS (proscripta en Rusia y otros países).

El 15 de febrero, el aeropuerto de Erbil, ubicado en la región de Kurdistán (norte) de Irak, fue objeto de un ataque con cohetes de los que se informó que hubo al menos una persona muerta y varios heridos, incluido un miembro del servicio estadounidense.

El ataque de represalia del 26 de febrero fue la primera operación militar de la Administración Biden desde que asumió el cargo en enero.

(Sputnik)

Comentarios Facebook