Chino y Nacho, junto al reguetonero Farruko, estrenan el video de su canción «Me voy enamorando». En un claro intento de ganarse nuevamente al público venezolano que meses antes rechazó su presencia en el Suena Caracas 2014, los cantantes graban en la capital venezolana por primera vez en varios años y utilizan símbolos netamente venezolanos para representar la historia de dos adolescentes que se enamoran.

 

Pero sus productores van más allá: utilizan símbolos y recuerdos que, para los chavistas, son sagrados. La muchacha, con su cabeza rapada por padecer cáncer (en contraste con el cabello rizado de su enamorado), hace recordar a todo venezolano la vez aquella en que una niña de nombre Génesis, quien padecía cáncer terminal, asistió con su mamá a un evento en noviembre de 2006 con el presidente Hugo Chávez, quien le dio un inmenso abrazo. Y ella le regaló una bandera.

 

Cinco años más tarde, la niña había fallecido. Y era Chávez quien ahora estaba convaleciente de cáncer y con la cabeza rapada. Dio un discurso abrazando ese tricolor, recordando con lágrimas en los ojos cómo la niña le dijo: «Yo sé que me voy, pero me quedo contigo en esta bandera, para que sigas dándole vida a los niños de esta Patria». Y dio a conocer todo lo que hizo su gobierno, junto al cubano, para hacerla feliz durante sus últimos días de vida.

 

En el video de Chino y Nacho, el joven protagonista intenta conquistar a la muchacha participando en un concurso de talentos. Desde la tarima, tocando un cuatro criollo y con la cabeza cubierta, le dedicó una canción a la hermosa enamorada quien lo ve desde el público. Al final, el muchacho se descubre la cabeza: él también se la rapó en solidaridad con su amada, recordando a todos la ola de gente que también hizo lo mismo en solidaridad con Chávez.

 

Entonces aparecen en tarima Chino y Nacho, los ídolos de la jovencita, quienes le dan un fuerte abrazo que en nada se diferencia del que Chávez dio a Génesis aquella vez en 2006.

 

El video fue grabado en la UCV, y también en sitios mantenidos y recuperados por el gobierno chavista, como el Museo Alejandro Otero y el hermoso Parque Los Caobos. Pero también fue grabado en un barrio de Petare (municipio Sucre de Caracas), donde pintaron algunas casas y contaron con sus habitantes para una de las escenas más bonitas, copia clara de la Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor que tanto repunte está teniendo en el oeste de Caracas.

 

La oposición lucha por ganarse a la gente de Petare y mantener su apoyo: gracias a ello fue que se perdió la alcaldía del municipio Sucre, el segundo municipio más habitado de Caracas y antiguo bastión chavista, y con ello la Alcaldía Metropolitana de Caracas.

 

El video de Chino y Nacho, muy bien hecho y espectacularmente mercadeado por la maquinaria comercial de los Stefan con la cooperación en Venezuela del canal Televen, obtuvo 500 mil visitas en su primer día de publicación en las redes Vevo y Youtube. Todo un éxito para ellos.

 

(lubrio.blogspot.com)

 

 

CHINO-Y-NACHO-ME-VOY-ENAMORANDO-C.jpg

 

CHINO-Y-NACHO-ME-VOY-ENAMORANDO-C2.jpg

 

Comentarios Facebook