El Fiscal General del Estado Plurinacional de Bolivia, Juan Lanchipa Ponce, ante la Comisión de Justicia Plural, Ministerio Público y Defensa Legal del Estado de la Cámara de Diputados, informó este viernes que todos los fallecidos de las masacres de Senkata y Sacaba, cometida por el Gobierno de facto de Jeanine Áñez tuvieron como causa de muerte impactos de bala. 

“Se tienen informes contundentes del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) que determinan que todas las víctimas de Senkata y Sacaba fallecieron por impactos de proyectiles de arma de fuego”, anunció Lanchipa. 

Lanchipa recordó que “el Ministerio Púbico ha actuado siempre en observancia de los derechos y garantías constitucionales, bajo el control de la autoridad jurisdiccional. Las investigaciones de los casos de Senkata y Sacaba se desarrollan en el marco de los principios que rigen la labor fiscal”. 

Al mismo tiempo, la Fiscalía General del Estado publicó en su página web que en la investigación se emplearon técnicas de “pericia de balística forense, pericia de química forense, planimetría y geoposicionamiento”.  

A estas se les agregó la “fotografía forense, procesamiento de la escena del crimen, peritaje balístico, imagenología, peritaje comparativo de proyectiles de arma de fuego”, agrega la citada nota.  

A su vez, la fiscalía boliviana puntualizó que en el mencionado proceso legal se han interrogado “testigos y sindicados”, así como se han aplicado “resoluciones de imputación formal”.  

Las masacres de Sacaba y Senkata  tuvieron lugar el 15 y 19 de noviembre, respectivamente, cuando el ejército reprimió las manifestaciones en protesta contra el golpe de Estado que depuso al expresidente boliviano, Evo Morales. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook