El sitio de periodismo de datos abiertos La Tabla publicó una investigación en la que se precisan datos de los negocios y transas irregulares presuntamente ejecutadas por Johanna Torres y Valmore Guevara, una pareja sindicada por el Ministerio Público (MP) de liderar una organización delictiva que recibió «contratos a dedo» a través de la estatal Petróleos de Venezuela y el ministerio de Alimentación.

El medio refiere que Valmore Rodríguez, detenido el pasado 27 de marzo por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Lechería (Anzoátegui), es abogado y ha estado «vinculado» empresarios de esa entidad. Las autoridades le acusan de lavar dinero a través de el restaurante El Patio VIP, ubicado en la Urbanización Altamira, al este de Caracas.

En estas actividades irregulares, Rodríguez contó con la participación de su pareja, Johanna Torres, descrita como «una socialité en ascenso», sobre quien la Fiscalía emitió una orden de aprehensión este 1 de abril por los delitos de asociación para delinquir y legitimación de capitales.

Según se señala en el trabajo periodístico de La Tabla, el pasado 29 de marzo, el Ministerio Público allanó la residencia de ambos en Las Villas, una exclusiva urbanización de Lechería. Las investigaciones arrojaron que la pareja usaba el recién reinaugurado salón de eventos ubicado en el Hotel VIP de Altamira «como fachada para sus negocios».

De acuerdo con la pesquisa del portal venezolano, la sociedad de Rodríguez y Torres se rastrea hasta el año 2010, cuando él la representó como abogado «en un caso en Portuguesa relacionado con un inmueble que le vendió la empresa Pedagro, señalada de no tener cualidad para tal fin«.

En el caso de Johanna Torres, se refiere que su imagen «ha crecido exponencialmente en los últimos años», al punto tal que fue usada «para proyectar el restaurante» y aparece en una gigantesca valla publicitaria en la principal autopista de Caracas, «donde se presenta como ‘La Reina de las Frutas'».

El MP sostiene que las actividades ilícitas en las que participaron Valmore Guevara y su compañera sentimental, conformaron «una estructura delictiva compuesta por una red de testaferros, ‘lobbistas’, damas de compañía e intermediarios que le permitieron a la pareja obtener contratos otorgados a dedo por Pdvsa».

Estos dineros obtenidos ilegalmente le habrían permitido obtener a Johanna «mansiones» tanto en Venezuela como en los Estados Unidos, así como «un avión Beech Aircraft, con matrícula YV2735» –que figura a nombre de una tía suya–, «yates y  una flota de camionetas y motos de alta cilindrada», mientras que la dueña formal del restaurante El Patio VIP habría sido una empleada del servicio doméstico.

De su lado, La Tabla destaca que Guevara «figura como persona contacto de la Cooperativa Granos De Maiz 6521, R.L. ubicada en Barcelona, proveedora de Mercal e inhabilitada en el Registro Nacional de Contratistas. Sus servicios iban desde distribuidores de alimentos hasta desarrollo de sistemas, programas y software».

Asimismo, los rastros de las actividades empresariales de este abogado se remontan a década y media atrás. Aparece como directivo de «compañías registradas (…) en Miami, Panamá y República Dominicana» en sociedad con empresarios de Anzoátegui y de Johanna Torres.

Además, a Valmore Guevara también «se le relaciona a los grupos corruptos de PDVSAespecíficamente con el ex director de la Faja del Orinoco, Pedro León Rodríguez, privado de libertad en agosto 2017″, recuerda el portal especializado.

De acuerdo con el MP, ambos serían «cabecillas de la banda» que se benefició de contratos otorgados «a dedo», usando como mampara la compra de alimentos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook