El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, redujo en el año 2020 —en plena pandemia de coronavirus— el programa de Farmacias Populares que entrega medicinas gratuitas o a muy bajo costo a las personas más pobres.

Según reportes de prensa, el año pasado 1,2 millones de personas se vieron afectadas por este recorte.

A través de estas farmacias se distribuyen gratuitamente medicamentos para la presión alta, diabetes, asma y otras dolencias crónicas comunes, los cuales se agravan si las personas contraen COVID-19.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook