El autoproclamado “presidente interino”, Juan Guaidó, en su juego continuo como supuesto mandatario, dijo que solicitó una licencia a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro de Estados Unidos, para una presunta compra de vacunas contra la COVID-19 por el sistema Covax.

“Ya está la licencia en curso (…) para poder pagar al sistema”, dijo Guaidó, y añadió sin escatimar en las consecuencias que puedan traer algunas de estas vacunas que “nosotros no tenemos veto a ninguna vacuna. Si es Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Johnson& Johnson, la que sea (…) Lo que necesita Venezuela es salvar vidas a través de un proceso de vacunación”.

Sin embargo, Guaidó pasó por alto que el Gobierno Constitucional del presidente Nicolás Maduro no autorizó la vacuna AstraZeneca, así como muchos países de Europa, debido a los efectos que causaron estas en algunas personas que le fueron aplicadas.

Recordemos que, en el año 2019, Washington se apropió indebidamente 342 millones de dólares al Banco Central de Venezuela en Estados Unidos, como parte de sus medidas coercitivas contra el país, y para mover esos fondos que le pertenecen a Venezuela, se debe pedir una licencia a la OFAC.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook