A propósito de la crisis migratoria desatada en la frontera sur de México, así como en la frontera de este país con los Estados Unidos por causa de una masiva oleada migratoria procedente del Triángulo Norte de Centroamérica –Guatemala, Honduras y El Salvador–, Miguel Ángel Pérez Pirela presentó a la audiencia de Desde Donde Sea las posturas oficiales de los gobiernos en relación con este tema, que no deja de estar imbricado con el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TEMEC), un Tratado de Libre Comercio que entró en vigor en julio de 2020.

En ese sentido, Pérez Pirela refirió que «el mes pasado, [Joe] Biden y su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, discutieron la cooperación en materia de migración y anunciaron haber acordado ‘avanzar juntos en los esfuerzos para promover el desarrollo en el sur México y en el Triángulo Norte de Centroamérica'».

Si bien López Obrador insistió en que el desarrollo adecuado de políticas en la América del Norte requiere de «una relación de igualdad y respeto a la soberanía de ambos países», también ratificó el TEMEC, que reemplazó al Tratado de Libre Comercio vigente desde 1994, que, «a su juicio, ha permitido que Norteamérica se integre en lo económico y lo comercial», relató el también director de LaIguana.TV.

De otro lado, recordó que a causa de ese pacto, López Obrador visitó al entonces presidente, Donald Trump, pese a la pandemia y a que en los Estados Unidos se desarrollaba la campaña presidencial, lo que no fue acogido por beneplácito por Biden, entonces candidato del Partido Demócrata.

«Aunque López Obrador diga esto y aunque Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos (…) dijo en su cuenta de Twitter que ambos países están ‘conectados por los lazos comerciales, por las conexiones entre las personas, por el turismo, por un entorno compartido y por la seguridad mutua'», de ser como ellos aseguran, «la realidad sería otra, tanto para México como para el resto de países centroamericanos en términos de crisis fronterizas», cuestionó el analista, pues desde su punto de vista, «lo que es bueno para los Estados Unidos, no va a ser bueno ni para México ni para los países del Triángulo Norte centroamericano».

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook