El ‘Salvator Mundi’, cuadro atribuido a Leonardo da Vinci, había sido vendido en una subasta por unos 450,3 millones de dólares. Parece que, desde su desaparición en 2017, la obra permaneció en un yate del príncipe heredero saudí, Mohammed Bin Salman, según informa The Wall Street Journal.

Tras ser vendida, la obra —la más cara del mundo— no fue expuesta al público. Así que algunos expertos supusieron que la pintura había sido trasladada a algún almacén suizo. Nada más lejos de la realidad. Permaneció en el Serene, una embarcación de 134 metros propiedad de un miembro de la familia real saudí.

El cuadro Salvator Mundi permaneció en el yate del príncipe hasta finales del 2020 como mínimo, informa el diario citando fuentes. Pero luego el barco —que anteriormente había atracado cerca de la costa noroeste de Arabia Saudí— fue trasladado al astillero para ser reparado. La obra cambió de sitio y se perdió.

Actualmente, la pintura se encuentra en «un lugar secreto» y en territorio saudí, pero su paradero exacto se desconoce, explica el medio.

Los rumores sobre los derroteros del cuadro han estado circulando desde que el comerciante de arte Kenny Schachter escribió en el portal Artnet en junio de 2019 que fue trasladado en plena noche al yate.

Se trata de una representación de Cristo como salvador del mundo, y se remonta aproximadamente al año 1500. La obra se menciona por primera vez en calidad de pieza perteneciente a la colección del rey de Inglaterra Carlos I (1600-1649). La siguiente mención tuvo lugar en 1763, cuando el hijo bastardo del duque de Buckingham Karl Sheffield presentó el cuadro en una subasta.

Desde entonces, la obra desapareció durante casi un siglo y medio, hasta aparecer en la colección de una de las personas más ricas de Inglaterra, Frederik Kuk. En aquel entonces, los expertos atribuyeron la obra a uno de los discípulos de da Vinci.

En el 2005 la pintura, cuyo autor aún no había sido establecido, fue presentada en una subasta regional en EEUU, donde fue vendida por menos de 10.000 dólares. Desde entonces, la obra se convirtió en el centro de atención de los especialistas en obras de da Vinci. Su autoría fue cuestionada repetidamente, hasta que un panel de expertos en arte la determinó en 2008.

Tras ser restaurada, la obra se expuso en una subasta de Christie’s. En 2013 el multimillonario ruso Dmitri Ribolovlev se convirtió en el nuevo propietario de la pieza.

La obra batió todos los récords de Christie’s en Nueva York en noviembre de 2017, cuando fue adquirida por Badr bin Abdulá bin Mohammed bin Farhan Saud por 450.300.000 dólares, incluidos los honorarios.

(Sputnik)

'Salvator Mundi', cuadro atribuido a Leonardo da Vinci - Sputnik Mundo, 1920, 14.04.2021

Comentarios Facebook