El 21 de abril el Ministerio de Exteriores de la República Checa anunciará la expulsión de otro grupo de diplomáticos rusos, comunicó el portal checo Seznam citando a sus fuentes.

«Primero el presidente Milos Zeman designará a nuevo ministro de Exteriores; en cuanto (el candidato al puesto) Jakub Kulhanek asuma la jefatura del ente, se anunciará la posterior limpieza en las filas (de empleados) de la embajada rusa», escribió el medio.

Añadió que el embajador ruso Alexandr Zmeevski no será expulsado.

El Gobierno checo denunció el 17 de abril la presunta implicación de la inteligencia rusa en las explosiones que causaron dos muertos en el almacén de municiones en Vrbetice, en la región de Zlin, en 2014, y expulsó a 18 empleados de la Embajada rusa en Praga señalados como presuntos agentes de los servicios secretos de Rusia.

Ese mismo día, la policía checa declaró en búsqueda a los rusos Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov, en el marco de una investigación «de un crimen grave», acusados también por Londres de estar detrás del presunto envenenamiento del exagente Serguéi Skripal y su hija con una sustancia neuroparalizante en Salisbury en 2018.

El 26 de abril, la Fiscalía checa relacionó a Petrov y Boshírov con la explosión en Vrbetice afirmando que el objetivo de su ataque fue armas destinadas a la exportación a Bulgaria. Sin embargo, no se planeaba que la explosión se produjera en el territorio de la República Checa.

Moscú, por su parte, rechazó las acusaciones por «absurdas» y las atribuyó al rumbo antirruso de Chequia que se observa en los últimos años y también a la «mano de Estados Unidos».

El 25 de abril, el Ministerio de Exteriores de Rusia declaró personas no gratas a 20 diplomáticos checos a los que les dio 24 horas para abandonar el país.

(Sputnik)

Comentarios Facebook