Según información divulgada por la periodista autoexiliada en Estados Unidos, Patricia Poleo, un nuevo frente de conflicto se abrió en el supuesto gobierno interino de Juan Guaidó, luego de que el prófugo de la justicia Julio Borges anunciara que ya no habrá pago de salarios al personal que usurpa funciones en las embajadas de nuestro país.  

Durante su programa Agárrate, transmitido desde la ciudad de Miami, precisó que a los seudoembajadores no les agradó la noticia que el propio Borges les transmitió durante una reunión de Zoom.

Julio Borges le notificó a los embajadores que no va a haber más sueldo para el personal de las embajadas de Guaidó, que los únicos que van a cobrar son los embajadores. Gustavo Tarre se molestó muchísimo y fustigó la gestión de Borges frente a la cancillería interina y lo acusó de sabotear la gestión de Guaidó para apuntalar a Capriles. Todos los embajadores respaldaron a Tarre, excepto Guanipa, que acusó a Tarre de usufructuar la casa de la embajada en la OEA”.

Más adelante destacó que “los equipos de prensa de Guaidó en las embajadas en Europa fueron ya implosionados y fueron desmantelados, por cierto, creo que también los de aquí en Miami porque hace rato que no comentan nada, porque si no les pagan no comentan. Solo fueron dejados los embajadores sin equipo de trabajo, con el argumento de reducción presupuestaria”.

Señaló Poleo que todo apunta a que la intención de estos sujetos es participar en las elecciones presidenciales de 2024.

“Borges se atrincheró con 15 que son incondicionales de Capriles en su oficina de Bogotá, y ya no disimulan que se están preparando para las elecciones del 2024”, finalizó.        

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook