Con el pretexto de luchar contra el narcotráfico o contra las guerrillas, Colombia, país que tiene asentadas en su territorio varias bases militares estadounidenses, ocupa la segunda posición en relación con el gasto militar dentro de la región, solo por debajo de Brasil.

Según cifras de Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés), refirió el filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela en su programa Desde Donde Sea, «a nivel mundial, la inversión en defensa sufrió un incremento el año pasado, a pesar de la coyuntura causada por la COVID-19».

Específicamente, este organismo «reveló que a nivel mundial, la inversión en defensa creció hasta casi 2 billones de dólares, lo cual representa un incremento de 2,6%, si se toma como referencia lo invertido en 2019», mientras que en América Latina, el gasto militar disminuyó 2,1% durante el mismo período, sintetizó el también director de LaIguana.TV.

Este resultado se explica, «porque el gasto de Brasil cayó 3,1% el año pasado», si bien esta nación continúa liderando la inversión en defensa de toda la región, que globalmente gastó 43.500 millones de dólares por concepto de inversión militar, puntualizó.

Para concluir esta disertación, Pérez Pirela subrayó que Brasil y Colombia, países fronterizos con Venezuela, «gastan más dólares que ningún otro» por concepto de defensa.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook