Este martes se confirmó la muerte de Lucas Villa, hombre de 37 años que fue baleado el pasado 5 de mayo mientras se manifestaba pacíficamente en el Viaducto de Pereira, en la octava jornada del paro nacional. El líder estudiantil estuvo hospitalizado por cinco días y su corazón dejó de latir horas después de que fuera diagnosticada su muerte cerebral.

Miles de colombianos están lamentando la noticia por estas horas y pidiendo justicia para él y los demás jóvenes que han sido asesinados durante las últimas dos semanas. A Villa le dispararon desde una camioneta y las autoridades todavía no dan con el paradero de los responsables del crimen.

Recientemente también se conoció un mensaje que Villa le envió a su primo, un día antes de aquel 5 de mayo en el que le dispararon. Las palabras del universitario terminaron siendo premonitorias, ya que en ellas hizo referencia a lo probable que era que muchas personas perdieran la vida en medio de las manifestaciones.

Se trata de un audio de WhatsApp en el que Villa comenzó haciendo referencia a los peligros que corrían las personas que salían a protestar. “Puede pasar lo peor, güevon. Todos para todos. Muchos podemos morir porque ya hoy en día, ahorita en Colombia, el solo hecho de estar en la calle, ya uno ser joven y estar en la calle, es arriesgar la vida. Todos podemos morir acá”, aseguró el estudiante de Ciencias del Deporte en la Universidad Tecnológica de Pereira.

Acto seguido, Villa hizo referencia a lo importante que era salir a las calles a manifestarse y acompañar al pueblo en las protestas. De igual manera, con mucha ilusión, el universitario dejó claro su deseo de construir un mundo mejor.

“¿Pero uno cómo va a dejar a su pueblo? ¿Uno cómo no va a salir a marchar? ¿Uno cómo no va a salir a protestar mañana 5 de mayo? No puede, marica. Toca, toca asumir. Que si toca irse, toca irse, güevon. No hay otra. Toca enfrentar eso. Y pues, ojalá que el espíritu nos guíe y nos cuide para que podamos sobrevivir y crear un mundo nuevo, güevon“, concluyó Villa en el audio que le mandó a su primo.

(Pulzo)

Comentarios Facebook