El senador gringo, Marco Rubio, en un nuevo acto de injerencia sobre la vida política de Venezuela, solicitó al presidente de EEUU Joe Biden no levantar las sanciones unilaterales que pesan sobre la economía de los venezolanos hasta que no haya «elecciones libres» en el país suramericano. 

Como si los eventos electorales vinculantes a la democracia venezolana fuesen una rama dependiente de la política gringa, Rubio pidió a EEUU «no caer en la trampa» que supuestamente Maduro estaría tendiendo con un diálogo con la oposición. 

Rubio quizás olvidó que fue Juan Guaidó, quien -a través de una propuesta-chantaje- ofreció al presidente Maduro un «acuerdo» en el que participaría el chavismo, el sector más extremista de la oposición (Leopoldo López y sus seguidores) y la comunidad internacional. Incluso se conoció, por boca de Maduro y luego confirmado por el proprio Freddy Guevara, que antes de lanzar la propuesta, ya el sector extremista antes mencionado sostuvo una reunión privada con el chavismo, a solicitud de Guevara y con conocimiento de López y de Guaidó. 

Rubio insistió en que “esa ha sido siempre nuestra política, la decisión está en la Ley, en la Casa Blanca, yo le pido que no, que nunca quiten sanciones hasta que realmente haya un proceso que lleve a cabo unas elecciones libres y democráticas en Venezuela”. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook