Una de las peticiones que realiza, desde hace tiempo, el pueblo colombianos al régimen de Iván Duque es la disolución del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), cuerpo que ha reprimido con violencia y salvajismo a los manifestante que están en las calles exigiendo cambios en la política de su país.

Así queda en evidencia en el más reciente análisis del programa Entre Líneas, conducido por la periodista Nailé Manjarrés, y en que se deja la descubierto la brutalidad con el que actúa este organismo.

“Las protestas de 2020 en Colombia propiciaron el debate sobre la necesidad de una reforma a la policía, que incluya el desmantelamiento del Esmad, partiendo de la base de que este organismo hace parte del ministerio de Defensa en cuanto a su capacitación, lenguaje y objetivo, para un contexto de conflicto armado contra un enemigo concreto: Las guerrillas marxistas o todo lo que se le parezca”, afirmó Manjarrés.

Señala además que “el silencio cómplice de la gran mayoría de los mandatarios del continente nos lleva a lo elemental. Realmente es descabellado que la verdadera comunidad internacional exija al gobierno colombiano no trata a los manifestantes como subversivo sino más bien como lo que son: Ciudadanos con derechos democráticos”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook