La crisis nacional vivida en Colombia tendrá un nuevo episodio, luego de que la Cámara de Representantes citó para el próximo martes 25 de mayo al ministro de Defensa, Diego Molano, a un debate de moción de censura por el uso excesivo de la fuerza por partes de los militares y la policía en el marco de las protestas que vive el país desde hace casi tres semanas. 

La información trascendió a través de un comunicado de la mesa directiva de la cámara baja colombiana, la cual informó que Molano tendrá que responder por la militarización de las calles «sin el lleno de requisitos en las manifestaciones de los últimos días, hechos que podrían generar consecuencias que comprometan sus funciones como ministro». 

Los citantes aseguran que la fuerza pública habría incurrido en una omisión de sus funciones de protección a la ciudadanía, ejerciendo abuso de fuerza y acciones que desconocen el derecho internacional humanitario. 

La mesa directiva de Cámara, el pasado 10 de mayo, consideró darle trámite a la solicitud de moción de censura «al cual versará en lo concerniente a asuntos relacionados con las funciones propias de su cargo al señor ministro de Defensa, doctor Diego Molano Aponte». 

«Es necesario que el Congreso utilice todos los mecanismos legales y constitucionales para enfrentar esta situación y lo que se tiene que hacer inmediatamente es sacar al señor Molano del Ministerio de Defensa», ya que el país «vive una masacre a manos de la fuerza pública», de acuerdo al representante Inti Asprilla.  

Molano ya fue objeto de una solicitud similar en la cámara alta el pasado 4 de mayo, aunque no prosperó. 

Luego del debate de la próxima semana, según la legislación colombiana, la Cámara de Representantes tendrá un máximo de diez días para votar si los argumentos presentados son suficientes para que Molano siga en el cargo. 

Según el expresidente colombiano César Gaviria (1990-1994), las palabras de Molano, en el marco del Paro Nacional que sacude el país desde el 28 de abril, «en la práctica significan una licencia para matar, o que no le importan los muertos civiles, o que no puede hacer diferencia». 

El anuncio llega cuando se ha conocido que la Procuraduría General colombiana ha anunciado que trabaja en 71 investigaciones a integrantes de la Policía Nacional por violaciones a los Derechos Humanos, algo que se suma a las nueve acciones disciplinarias que ya se han emprendido contra agentes de la fuerza pública. 

De igual forma, también ha abierto investigación a funcionarios públicos, entre ellos el gobernador del departamento de Magdalena, Carlos Caicedo; el alcalde de Cartagena, William Dau; el alcalde de Pereira, Carlos Maya; el alcalde de Villavicencio, Juan Felipe Harman Ortiz, así como a dos concejales de diferentes municipios, entre otros. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook