La ONU expresó este viernes 21 de mayo su preocupación por los nuevos incidentes registrados en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, tras el alto el fuego anunciado por Israel y Hamás, y urgió a todas las partes a respetar los lugares sagrados.

“Es muy importante que todos respeten la santidad de los lugares sagrados en la Ciudad Vieja, que eviten cualquier provocación que pueda hacer subir la tensión”, señaló preguntado al respecto el portavoz de la organización Stéphane Dujarric durante su conferencia de prensa diaria.

“Es importante que todos muestren contención y que el statu quo de los lugares sagrados se respete”, añadió, subrayando que en una situación como esta los líderes políticos y religiosos tienen la responsabilidad de oponerse a cualquiera que promueva la incitación y la violencia.

Apenas unas horas después de la entrada en vigor de la tregua entre Israel y las milicias de la Franja de Gaza, la Policía israelí se enfrentó hoy con fieles palestinos en la Explanada de las Mezquitas, que hace dos semanas albergó los incidentes que desencadenaron una escalada bélica.

Según la agencia de noticias palestina Wafa, 15 palestinos resultaron heridos producto de los enfrentamientos, que agregó, tuvieron lugar tras la intervención de las fuerzas de seguridad israelíes mientras los fieles celebraban la tregua entre Israel y las milicias en Gaza.

La Policía israelí, por otra parte, describió estas celebraciones como “disturbios”, que incluyeron el lanzamiento de piedras y cócteles molotov contra las fuerzas de seguridad, que “procedieron a dispersar a los alborotadores”.

Además, un portavoz policial detalló que los oficiales incrementaron las medidas de seguridad en torno a la Explanada y enfatizó que en ningún momento entraron a la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado del islam.

(EFE)

Comentarios Facebook