El presidente de Colombia, Iván Duque, acusó al senador Gustavo Petro de estar detrás de la grave crisis que se presenta en el país neogranadino, ante el descontento social  y el rechazo de los ciudadanos por las políticas neoliberales que aplica el Gobierno.    

De acuerdo con El País, el mandatario pese a que no mostró ninguna evidencia de sus señalamientos y tampoco citó directamente al fundador del movimiento político Colombia Humana, las declaraciones lo dejaron en evidencia.

“Cuando gané las elecciones, el candidato que derroté dijo que iba a estar en las calles todo mi mandato, que iba a protestar durante todo mi Gobierno”, afirmó Duque — con palabras en inglés—  a través de un video que fue difundido en las plataformas digitales, así como en diferentes medios de comunicación. 

Agregó: “Su propósito era no dejarme gobernar el país”, citó el diario español, el cual precisó que las afirmaciones del gobernante colombiano son parte de una entrevista que tiene mucho más contenido y que el equipo de comunicaciones de la Presidencia de la República publicará pronto, informaron fuentes allegadas a Duque a El País.    

En esta línea, la primera autoridad colombiana señaló: “Alguien que quiera construir su ascenso al poder a través del caos, la desesperación y la frustración no es el tipo de presidente que Colombia necesita”.

Al parecer, la estrategia de Duque se basa en culpar a Petro de la situación que ya superan las dos semanas de movilización que inicialmente comenzaron con un paro nacional en rechazo a la reforma tributaria, que aun cuando fue retirado el proyecto de ley por el gobernante, los colombianos continuaron en las calles y se enfrenta a un brutal represión por parte de la fuerza pública, la cual ya ha cobrado la vida de unos 43 ciudadanos y se reportan 2.905 casos de  violencia policial, según datos de la ONG Temblores.  

El País destacó que Duque ante el escenario que lo rodea y ante una prensa internacional que lo cuestiona ha desplegado un contraataque diplomático y comunicacional para intentar dar otro giro a la narrativa, ciertamente a su favor.

El medio mencionó que anteriormente el presidente a través de entrevistas concedidas, por ejemplo, a la periodista Ángela Patricia Janiot en Univisión o a Christiane Amanpour en CNN, no atribuyó responsabilidades contra Petro sobre el estallido social colombiano en el que distintos sectores de la sociedad han recriminado sus actuaciones y la posición del Gobierno por desfigurar la protesta pacífica.

Ahora bien, vale subrayar que tales señalamientos del mandatario concuerdan con la polémica portada de la revista Semana, en la cual se compromete al dirigente progresista en el paro y manifestaciones.

Ante estos hechos, la fracción política que encabeza Petro emitió un comunicado e indicó que dicha publicación “pone en riesgo la vida de Gustavo Petro, la de su familia, la de su equipo de trabajo y la de todas las personas afines al proyecto político de la Colombia Humana”.

Aunque el izquierdista ha apoyado las movilizaciones, los expertos subrayan que la extensa demanda de reivindicaciones de los ciudadanos no obedecen a una sola influencia o liderazgo, porque va más allá.  

El exalcalde de Bogotá acompañó la protesta del pasado miércoles y manifestó: “Creo que el presidente tiene que reunirse con los delegados de la movilización. Lo demás es carreta”.

El Gobierno del vecino país se encuentra en la mira de la comunidad internacional debido a la grave circunstancia interna que a la par ha generado renuncias dentro del tren ejecutivo, entre ellas la canciller de Claudia Blum, quien es sustituida por la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez.

(LaIguana.TV) 
Comentarios Facebook