Desde el punto de vista del analista político venezolano Miguel Ángel Pérez Pirela, esta nueva escalada de conflictividad entre Israel y Palestina podría traer dos importantes consecuencias.

De un lado está el que el conflicto pueda convertirse en «una guerra religiosa a gran escala», como alertara Mahmud al Habash, asesor del presidente palestino, Mahmud Abás.

En ese orden, Al Habash advirtió que «si el status quo continúa como está, y si Israel y sus colonos no dejan de provocar los sentimientos religiosos de los palestinos y los musulmanes en general, el mundo se enfrentaría a una guerra religiosa, cuyo fuego iría más allá de Palestina, y el mundo entero pagaría por esto».

Adicionalmente, aunque denunció que «la respuesta del mundo árabe y de la comunidad internacional ha sido deficiente», sostuvo que la Autoridad Palestina seguirá reclamando apoyo internacional para defender los derechos de su pueblo, sintetizó Pérez Pirela.

«El mundo pende de un hilo. No alzar la voz en favor del pueblo palestino implica propiciar un conflicto de talla mundial. Irán observa atento lo que sucede, Israel tiene arsenal nuclear», agregó el analista criollo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook