Camino a la segunda vuelta electoral para elegir a un nuevo presidente en Perú, las campañas realizan el cierre de encuentros y propaganda comicial en medio de insinuaciones y mensajes de desprestigio contra los órganos públicos encargados del proceso. 

Los candidatos a la Presidencia debieron reconfigurar sus planes para dar cierre a las campañas electorales ante la prohibición, bajo una disposición de la municipalidad de Lima, de realizar cualquier cierre de campaña en la plaza San Martín para evitar aglomeraciones y reducir los riesgos de contagio de covid-19. 

El candidato del partido Perú libre, Pedro Castillo, llamó a sus seguidores a reunirse con él en el Paseo Colón a partir de las 11H00 hora local, y luego invitó a seguir un encuentro virtual a partir de las 15H00 local, con el expresidente de Uruguay, Pepe Mujica. 

Por su parte, la candidata por el partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, rechazó la declaración de las autoridades y la tildó de «antidemocrática» a través de sus redes sociales, a la par que citó a sus seguidores a encontrarse con ella en el Óvalo Las Palomas en el distrito de Villa El Salvador. 

“Frente a la antidemocrática decisión del gobierno de no permitirnos hacer nuestro cierre de campaña en el Centro de Lima, nosotros seguimos adelante” aseguró la candidata fujimorista. 

El trayecto de la campaña electoral ha estado marcada por un sin fin de mensajes de desprestigio e insinuaciones de fraude provenientes principalmente de grupos extremistas. 

Estos grupos han implementado en las redes sociales y medios locales comparaciones desvirtuantes entre la política peruana con otros gobiernos de la región y el mundo. 

Tales acciones han sido recientemente denunciadas por el partido Perú Libre, quienes señalan directamente a los medios de comunicación como participes de una gesta de posibles golpes a la democracia en el país. 

Entre los rumores de fraude también surgieron denuncias en redes sociales que indican que en el padrón electoral se encuentran registradas personas fallecidas. Las mismas han sido recogidas y atendidas por las autoridades electorales. 

Entre tanto, el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Luis Salas Arenas, ofreció declaraciones a un medio local donde hizo frente a los rumores de un supuesto fraude electoral, los cuales considera una acción fatal que busca sembrar dudas sobre los resultados. 

“Es una fantasía grave hablar de fraude en este momento y es hacerle daño a la democracia, es sembrar dudas con la finalidad ulterior de reconocer los resultados” expresó concretamente Arenas. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook