El actor y músico Drake Bell, que se dio a conocer de manera internacional con la serie «Drake & Josh» (2004-2007), ha sido detenido por dos presuntos delitos contra menores de edad.

El intérprete acudió a los juzgados de Cleveland (Ohio, EE.UU.) el pasado jueves 3 de junio, donde se declaró inocente y fue puesto en libertad tras pagar una fianza de dos mil 500 dólares, aunque tendrá que regresar a la corte el 23 de junio para una audiencia preliminar, informaron este viernes los medios locales.

De acuerdo a los documentos publicados por la policía, la supuesta víctima tenía 15 años cuando en 2018 presentó una denuncia en Canadá contra Bell por un incidente ocurrido en diciembre de 2017 durante un concierto en Ohio. Tras esa denuncia, las autoridades canadienses se pusieron en contacto con la policía de Cleveland.

Al parecer, durante los meses previos al espectáculo, «el músico tuvo conversaciones inapropiadas con la víctima que, en ocasiones, eran de naturaleza sexual», apuntan los escritos oficiales.

Según el informe, la denunciante acudió al concierto y allí «Bell violó su deber de cuidado y, al hacerlo, creó un riesgo de daño para la víctima». Se desconocen más detalles de lo sucedido.

Bell ya fue condenado en 2015 por conducir bajo los efectos del alcohol y, el pasado verano, su exnovia Melissa Lingafelt lo acusó en redes sociales de abuso físico y sexual durante los años de relación que compartieron entre 2006 y 2008, unas alegaciones que el actor negó tajantemente.

(EFE)

Comentarios Facebook