Emma Coronel Aispuro, esposa del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, conocido como el Chapo, se declarará culpable de ayudar a manejar el imperio de su marido y de ayudarlo a escapar de una prisión de máxima seguridad en México, de acuerdo con una persona familiarizada con el caso. 

Coronel, imputada por cargos de conspiración para importar heroína, cocaína, marihuana y metanfetaminas, se presentará ante la Corte Federal de Distrito en Washington el 9 de junio para declararse culpable, según la fuente citada por The New York Times.  

La esposa de uno de los narcotraficantes más sonados de los últimos años, fue aprehendida en febrero en EEUU, a donde viajaba con regularidad desde México. Coronel, de 31 años, nació en California por lo que también tiene la ciudadanía estadounidense.  

¿De qué se le acusa? 

Los fiscales que armaron el caso contra la modelo presentaron pruebas que muestran que la esposa del capo estaba involucrada en la actividad delictiva de su marido. Y no solo ella, su familia ha estado históricamente relacionada con el narcotráfico, incluso su padre, Inés Coronel Barreras, fue uno de los principales hombres del Chapo. 

Además de estas acusaciones, se mostraron en el juicio mensajes que demostraron que Coronel ayudó a Guzmán a escaparse de una de las redadas llevadas a cabo por las autoridades mexicanas y estadounidenses en Cabo San Lucas en 2012. 

La última esposa del Chapo también fue un factor clave para su escape en 2015 del Altiplano, el penal de máxima seguridad de México. Gracias a sus privilegios de visita conyugal, Coronel actuó como emisaria entre el Chapo y los que buscaban su liberación, quienes finalmente construyeron un túnel de más de un kilómetro y medio hasta su celda. 

Además de esto, la mujer ha sido acusada de ayudar a organizar un nuevo escape del Altiplano en 2016. Este plan nunca sucedió debido a que Guzmán fue extraditado a Estados Unidos 

Por el cargo inicial de asociación ilícita, Coronel enfrentaba entre 10 años y cadena perpetua. Sin embargo, habría llegado a un acuerdo para que la sentencia sea menor.  

Actualmente, el exlíder del Cártel de Sinaloa, quien fue condenado en 2019, se encuentra cumpliendo cadena perpetua en una cárcel de Colorado, considerada la prisión federal más segura de Estados Unidos. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook