Moscú espera que la reunión del presidente ruso, Vladímir Putin, con su par estadounidense, Joe Biden, el 16 de junio impulse las negociaciones sobre la reducción de las armas estratégicas, declaró el vicecanciller ruso Serguéi Riabkov en una entrevista con el periódico Izvestia. 

«Espero que la cumbre sea un punto de partida, entregamos nuestras propuestas a los estadounidenses, está en curso el proceso de análisis interno, es difícil predecir cuánto tiempo les tomará (…) por ahora no nos dicen nada, pero espero que la cumbre dé un inicio al nuestro trabajo, la ardua labor de negociaciones que estamos dispuestos a realizar», dijo Riabkov. 

Subrayó que es necesario «limitar armas y fortalecer la estabilidad estratégica en vez de incrementar armas» para reforzar la seguridad. 

En febrero, Rusia y Estados Unidos acordaron extender el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START) por cinco años más sin renegociar ninguno de sus términos. 

El START III, que ahora vence el 5 de febrero de 2026, es actualmente el único acuerdo que vincula a Estados Unidos y Rusia, después de que Washington rompiera definitivamente, el 2 de agosto de 2019, el Tratado INF de misiles de medio y corto alcance. 

La Administración del expresidente de EEUU Donald Trump sostenía que este tratado en su forma actual no responde a los intereses de Washington e insistía en elaborar uno nuevo incluyendo a China o prolongar el existente con enmiendas. 

Moscú proponía prolongar el tratado sin fijar precondiciones, pero Trump rechazó esta iniciativa. La Administración del nuevo presidente, Joe Biden, aceptó la prórroga. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook