El presidente de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, afirmó que no cuenta con el debido poder para actuar en el proceso relacionado a la sugerencia del Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas sobre detener la extradición del diplomático venezolano Álex Saab.

El gobernante indicó que únicamente el Tribunal Constitucional (TC) posee la jurisdicción constitucional soberana para tomar la decisión en el caso, publicó el diario Noticias do Norte.

“Por el momento, el proceso se encuentra en el TC, que es una jurisdicción constitucional autónoma. Por eso la gente tiene que entender, y yo creo que todos entienden, es decir, no hay nadie que esté vinculado al proceso que no sepa que ni el presidente de la República, ni el Primer Ministro ni el Ministro de Justicia pueden intervenir o suspender cualquier cosa de un proceso que se encuentre en las instancias jurisdiccionales”, fueron las palabras del mandatario ante medios de comunicación.

En cuanto a la sugerencia de la ONU, mencionó que el Tribunal Constitucional posee los medios para determinar si la decisión de un tercer ente es ajustado o no.

Fonseca insistió en que “puede que tenga una opinión, pero es inútil. La opinión que cuenta es la opinión del Tribunal Constitucional”. 

El pasado martes 8 de junio, la ONU emitió un comunicado a Cabo Verde donde ordena suspender extradición a Saab. En el texto también pidió adoptar las medidas necesarias para garantizar al empresario venezolano la atención médica adecuada, “preferiblemente por médicos independientes y especializados de su elección”.

Recordemos que Saab fue detenido ilegalmente en junio de 2020, cuando su avión hizo una parada técnica para abastecerse de combustible en Cabo Verde. El diplomático se dirigía a Irán, en una misión especial para conseguir alimentos y medicinas para Venezuela. 

(LaIguana.TV) 
Comentarios Facebook